En un mundo cambiante no tenemos tiempo como para esperar a que algo nos ocurra y ver que hacemos con eso.
Estar preparado, significa trabajar nuestra resiliencia sin esperar a qué un hecho acontezca y no tengamos opción. Porque cuando no tenemos opción sufrimos. ¿Y cómo trabajamos nuestra resiliencia?
Desarrollando nuestra capacidad de aprender, esto significa aprender a aprender, pero cuidado, requiere una nueva compresión de lo que significa aprender. Si seguimos aprendiendo en el mismo framework que habitamos será hacer más o menos más de lo mismo y obtendremos más o menos los mismos resultados. Un salto de consciencia es un salto de paradigma. ¿Estás preparadx?