Las organizaciones saludables, al igual que en toda relación, constituyen un espacio donde es posible expresar nuestra individualidad en un contexto ético-emocional co-construido en base a consensos y estilos de relacionamiento.

Este espacio requiere de una co-construcción continua. Son y serán siempre la conversaciones que sostenemos las que nos permitan tal construcción.

Puedes darte cuenta que estás en una organización saludable (o en una relación saludable) cuando:

1. Te sientes seguro
2. Te sientes comprendido
3. Puedes expresar -incluso tus desacuerdos-
4. Puedes ser 100% tu mismo
5. Te sientes valorado
6. Tus límites son respetados
7. Puedes crecer y expandir tu potencial
8. Eres apoyado

E incluso, si algo de lo anterior no está sucediendo -o bien corre el riesgo de quebrase- cuentas con la posibilidad de abrir una conversación en la que -los involucrados os hacéis cargo y trabajáis para recuperar el espacio saludable.

Como en toda relación, su calidad, su salud debe cuidarse de manera continua. Estar atentos y ser capaces de abrir y sostener conversaciones abiertas y transparentes es clave.

Ayudamos a líderes y equipos a diseñar conversaciones significativas que les permitan co-crear relaciones y espacios saludables, lo que se traduce en altos niveles de efectividad y bienestar.

EZEQUIEL PONCE